18 de diciembre de 2009

El comienzo

Bueno, para empezar no soy cocinera. La verdad es que en casa de mis padres nunca me apasioné demasiado por acercarme a los fogones. Mi padre sabe cocinar, mi madre también, y hasta mi hermano pequeño hace sus pinitos, pero yo, me decía que para que me iba yo a liar con eso si ya tenía a ellos. ¿Qué pasó?. Me fuí a vivir con mi pareja, y al quedarme en paro tuve que ser la que organizara la casa. Todo fué a base de las socorridas friturillas. Son faciles de preparar, poner en el aceite o en el microondas. Después está la comida basura a domicilio, Pizza Hut o Domino's pizza, pollo asado con algunas friturillas como choco frito, etc... En total, que nos gastabamos un dinero innecesario. Con mi hijo no habia problema hasta que cumplió el año y medio que empezó a pedir comida-comida, le gusta de todo. Antes solo tomaba sus biberones y las papillitas, tanto las que compraba en el super como las que le hace mi madre, pero es un toro y come todo lo que pilla, es increible. Bueno, pues llegamos a un punto que estabamos hartos de tanta friturilla, patatas fritas o bocatas así que empecé a buscar algunos blog de cocina con recetas sencillas y normalitas, mi pareja es un poco rarito para las comidas así que las ingenio para buscar las mas normales.
Bueno, espero que os guste, muchas gracias.

1 comentario:

ana maría dijo...

Sólo desesarte ánimos y suerte en este proyecto. Comer bien y sano es más fácil de lo que parece y mucho más barato que comprar congelados o comer por ahí...Ya me diras que le das de comer al enano, el mio aún sigue con las papillas y la teta.
Bss